Conoce Pozos

Mineral de Pozos es un destino turístico que se encuentra en la República Mexicana, específicamente en el estado de Guanajuato a tan sólo 15 minutos del centro del municipio de San Luis de la Paz.

San Pedro de los Pozos, como es el nombre oficial de este histórico destino, recibe a sus visitantes para presentarles los majestuosos cascos de sus antiguas haciendas, las imponentes minas de oro, plata y mercurio, así como la emblemática historia que albergan sus calles empedradas y paredes de piedra de caliche por donde han pasado largas anécdotas del desarrollo social de nuestro país.

Disfruta de San Pedro de los Pozos en los Hoteles Misión, cuentan con cómodas habitaciones cerca de lugares turísticos a un precio accesible. Puedes reservar en su página de internet: hotelesmision.com.mx

Siglo XIII – Región de Otopames

El municipio de San Luis de la Paz, al que pertenece Mineral de Pozos, ha sido testigo de representativos cambios sociales, ideológicos y económicos de México, por más de dos siglos.

La historia de este lugar se remonta a los grupos Otopames, o también conocidos como Chichimecas, que se asentaron en esta región del país para continuar con su desarrollo social, apartados de distractores y de otros grupos contrarios que los enfrentaban constantemente, hasta antes de la conquista española en el año de 1521.

Siglo XVI – Tratado de Paz

Una vez que los indígenas de la región comenzaron a observar y sentir la presencia de quienes pretendían dominarlos, comenzaron a rebelarse para evitar ser superados, convirtiéndose así en el último asentamiento Chichimeca que se conoce en la historia de nuestro país; ya que, éste grupo específicamente, defendió su territorio de la recién creada Nueva España, misma que lograría su objetivo después de 40 años de guerra contínua.

Años después, en 1590, ambos grupos que estuvieron en guerra por el territorio, chichimecas y españoles, firmaron el Tratado de Paz, dando paso así al nombre actual del municipio: San Luis de la Paz; “San Luis” por el entonces Rey de Francia y “de la Paz” por el acuerdo que se había pactado.

Posterior a este acuerdo, el crecimiento económico de la zona lo comenzaron a desarrollar los Jesuitas, quienes, junto con la población de esta región, descubrieron que en el subsuelo de la zona abundaba mercurio, para el que construyeron los icónicos Hornos Jesuitas que actualmente forman parte del paisaje del lugar, y con los que extraían el metal de la piedra obtenida de las minas, principalmente de la Mina Santa Brígida.

Siglo XVII – Santo Patrono de Mineral de Pozos

Para el año de 1611, el que hasta ahora es el santo patrono de Mineral de Pozos, San Pedro, fue llevado a la iglesia de la comunidad por los pobladores de la región, con la creencia de que sería quien velara por el bienestar y la tranquilidad del pueblo.

Siglo XVIII – Jesuitas expulsados por decreto Real

Debido al gran número de minerales que abundaban en el subsuelo de la región, en el año de 1700 se decía que este lugar tenía una gran riqueza; incluso, algunas personas comentaban que “se podía barrer dinero en las calles”, situación que deparaba grandes parabienes a la región.

Casi sesenta años después, exactamente en el año de 1767, por decreto real de la Nueva España, los jesuitas fueron expulsados del nuevo territorio de la corona.

Siglo XIX – Primera bonanza de Mineral de Pozos y Ciudad Porfirio Díaz

De acuerdo con diversos documentos e investigaciones, se puede afirmar que este siglo fue el más importante para la región de Mineral de Pozos, ya que en este periodo se asentaron en el lugar más de 30 compañías mineras que extraían, molían y fundían mercurio, plata y oro; mismas compañías que construyeron las haciendas que actualmente continúan, ya como ruinas, en este destino turístico y que forman parte del paisaje de la región.

Al existir haciendas construidas para dar techo a las personas que trabajaban en la minería, también se crearon las famosas tiendas de raya donde los mineros podían adquirir sus recursos, una de estas tiendas de raya se le llamó “La Fama”, misma que hasta la actualidad existe pero operando como el café más famoso de la ciudad, el “Café la Fama”; otra de las tiendas de raya importantes de la región fue “El Vesubio”. Asimismo se asentaron más tiendas como:

  • Fábricas de Francia (la primera que existió en México).
  • Fábricas de París.
  • Palacio de Cristal (la primera en México y que se convertiría después en Palacio de Hierro).

Hacia el final de 1887, debido a la gran amistad que se tenía entre el Gobernador del estado de Guanajuato y el entonces Presidente Porfirio Díaz, la región de Mineral de Pozos fue bautizada como Ciudad Porfirio Díaz; sin embargo, no hay registros de que este personaje histórico haya estado en algún momento en el lugar.

Porfirio Díaz, quien fuera uno de los grandes personajes que cambió la ideología y la historia de México, influenciado por la vida europea, diseñó un modelo educativo que se implementó en 7 escuelas modelo que se construyeron, principalmente en el estado de Guanajuato, con el objetivo de incrementar el nivel cultural de los mexicanos.

Una de las escuelas modelo se construyó precisamente en Ciudad Porfirio Díaz, en la que se enseñaban artes y oficios para los pobladores del lugar. Esta escuela Modelo actualmente sigue en pie y forma parte de los atractivos turísticos de Mineral de Pozos.

Así es como se tiene registrado el auge de la región y catalogado el año de 1888 como la primera bonanza oficial de la región de Mineral de Pozos.

1900-1915 – Segunda bonanza de Mineral de Pozos y la Revolución Mexicana

Continuando con el crecimiento económico y laboral que se generó durante los últimos años del siglo pasado y durante la primera década de éste, la segunda bonanza oficial de la región de Mineral de Pozos se registró en el año de 1910, previo al inicio del movimiento mexicano revolucionario.

En el año de 1914, durante el movimiento de la Revolución Mexicana, en Mineral de Pozos surgieron dos personajes emblemáticos que se unieron al movimiento para luchar por los ideales de la revolución, estos personajes fueron: J. Encarnación Olguín y Juana Lucio, ésta última mejor conocida como “Juana Gallo”, quien años más tarde fuera interpretada en un filme del Cine de Oro Mexicano por la actriz María Félix.

1916-1970 – Decadencia de Mineral de Pozos

Hacia el año de 1917, inmersos completamente en el movimiento de la Revolución Mexicana y ante la falta de oportunidades, la región de Mineral de Pozos se encuentra en el “Año de la Hambruna”, momento en el que comienza la migración de los 60,000 pobladores, en ese momento, para encontrar nuevas oportunidades de trabajo.

En 1926, con un México en reconstrucción y con la minería nuevamente activa en la región, la decadencia se apodera de Mineral de Pozos con la inundación de las minas activas en ese momento, debido a la falta de estudios de subsuelo que no permitieron identificar un manto acuífero que, con las explosiones para habilitar las minas, se debilitó y estalló, inundando todas las minas activas de la región que estaban interconectadas para atender cualquier emergencia que surgiera y no pusiera en riesgo la vida de los mineros. Algunas de las minas inundadas fueron:

  • 5 señores
  • Angustias

Otro de los eventos que marcó el desarrollo de Mineral de Pozos fue la Guerra Cristera, movimiento que desencadenó la migración masiva de los pocos habitantes que aún habitaban el pueblo, debido a la persecución que se mantenía durante esa época. Este acontecimiento dio paso a que Mineral de Pozos perdiera la denominación de “Ciudad” y que fuera catalogado como “Pueblo Fantasma” debido a que quedaron menos de 200 personas en el lugar.

Ya en el año de 1940, tratando de recuperar la mayor actividad productiva de la región, llegó El Carmen S.A., empresa que comenzó a explotar nuevamente la minería pero al tener poco apoyo y experimentando la dificultad de trabajar el subsuelo inundado, se declara en quiebra y migra del pueblo, dejando nuevamente a Mineral de Pozos sin ningún sustento laboral para sus pocos habitantes.

Actualidad

Actualmente Mineral de Pozos, comienza a resurgir con sus cerca de 3,500 habitantes y se posiciona como uno de los destinos turísticos de Guanajuato, donde los visitantes pueden adentrarse a la aventura de las minas abandonadas, dar un tour en bicicleta por la montaña, comer unos deliciosos escamoles y conocer el desarrollo inmobiliario que se construye para poder tener un patrimonio en el que se pueda descansar en familia y sembrar sueños.

Población

Actualmente la población de Mineral de Pozos asciende a cerca de 3,500 habitantes que se dedican principalmente a actividades turísticas como:

  • Guías turísticos en Mineral de Pozos.
  • Restaurantes de comida típica.
  • Tours en bicicleta de montaña.
  • Artesanías de Mineral de Pozos.

Entre otras actividades que poco a poco comienzan a formar parte del abanico de atractivos con los que cuenta este destino turístico.

Esencia

Mineral de Pozos alberga en sus calles a gente que ha creído en su tierra, en su gente y en su capacidad; ya que, a pesar de haber vivido momentos difíciles a lo largo de tanto tiempo, se mantienen en pie y con un sentimiento acogedor ante todo visitante.

Es muy típico encontrar en la Plaza Porfirio Díaz o por sus calles empedradas, a vendedores de artesanías y de helados refrescantes, a gente que por el simple hecho de estar en el lugar, te saluda y te desea un excelente día; pequeños detalles que hacen que tu viaje sea diferente y único.

Pozos, como es conocido por la gente que vive en este lugar, es un lugar lleno de historia, un lugar que debes conocer si visitas Guanajuato, un lugar para “Sembrar sueños”.